Medidas para hacer más seguro nuestro hogar

Es sabido desde hace tiempo que, en lo que respecta a la ocurrencia de los accidentes personales, los accidentes domésticos, esto son, los que ocurren en el hogar, son los que más ocurren y los más peligrosos. Y paradojicamente, también son los más evitables, tan solo teniendo un poco de sentido común y traduciendolo a medidas simples de seguridad en el hogar.

Al respecto, cabe destacar que las personas con más riesgo de tener accidentes en el hogar son los adultos mayores, generalmente con movilidad reducida, y los niños, cuya curiosidad e inquietud los lleva a hacer cosas que no deben. En estos dos grupos etarios es donde hay que concentrar las medidas de seguridad.

Medidas para hacer del hogar un sitio seguro

Tal como hemos mencionado, en el hogar ocurre la mayor cantidad de accidentes personales, pero por suerte, son fácilmente evitables si usamos el sentido común y estamos atentos a pequeñas cosas. A continuación, una serie de consejos para evitar accidentes domésticos de niños y adultos mayores:

  • La casa debe estar siempre libre de humo, esto es, no encender ni siquiera un cigarrillo, ya que una colilla mal apagada puede provocar incendios o quemaduras. No fumes, y si fumas, hazlo fuera de la casa
  • Adultos mayores y escaleras es una combinación particularmente peligrosa. Si tienes la posibilidad de comprar sillas salvaescaleras madrid, hazlo. Puedes salvar una vida.
  • EL moho y los hongos pueden ser peligrosos si son ingeridos o respirados por niños. Manten las superficies libre de humedad o agua y limpialas si aparecen con lavandina.
  • Los enchufes eléctricos que estén al alcance del niño (esto es, casi todas las que esten a menos de un metro de altura) deben ser cubiertos. Las luces colocadas en paredes o en el techo deben preferirse a las lámparas portátiles y veladores, cuyos cordones pueden enredarse en los juguetes o las patas de las sillas y caerse fácilmente.
  • El suelo, sobre todo en las zonas de circulación, deben estar libres de obstáculos; limpia los pisos a menudo y evita tener superficies resbaladizas.
  • Mucho cuidado con ventanas y balcones que no esten en la planta baja. Procura algún sistema de bloqueo que impida su apertura por los niños.
  • No dejes al alcance del niño ningún producto peligroso como medicamentos, productos de limpieza, pinturas, combustibles, bebidas alcohólicas, adhesivos, insecticidas, venenos, productos tóxicos y productos de jardinería.
  • No uses estufas a gas en baños ni dormitorios ni lugares sin respiración al exterior. Usa estufas o braseros con salida al exterior (del tipo tiro balanceado).
  • Cierra las llaves de paso al finalizar la utilización del gas y siempre por la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *